GitGud
Especiales

10 datos interesantes de Baldur’s Gate que tal vez no conocías

La llegada de Baldur’s Gate 3 está cada vez más cerca y ya se cuentan por cientos los fanáticos que están deseosos de volver a irse de aventuras por los Reinos Olvidados.
por Franco Borgogna | @El_Viejo_Frank

Este fenómeno no es casualidad, puesto que todo comenzó en 1998 cuando Baldur’s Gate salía al mercado, dando un soplo de aire fresco a los RPG’s de PC, vendiendo más de 2 millones de copias y estableciendo las bases que terminarían por definir los cánones género, como la construcción de personajes, un sistema decisiones con implicaciones morales, diálogos con decenas de ramificaciones, y compañeros de grupo carismáticos, interesantes y muy profundos. A día de hoy, sigue siendo un videojuego increíblemente divertido y con las nuevas ediciones mejoradas es posible disfrutar de esta joya en cualquier sistema actual.

Lo interesante de esta producción es que no solo esconde muchísimos detalles que sólo son revelados a aquellos que se toman el tiempo de explorar y experimentar con las diferentes mecánicas, sino que también presenta varias curiosidades relacionadas con su desarrollo. Si sos un veterano de la saga, puede que mucha de esta información ya la conozcas, pero por otra parte, si aún no has probado esta franquicia, tal vez este sea un incentivo para hacerlo.

10) Baldur’s Gate fue desarrollado por BioWare
Comencemos por lo fácil y por lo que tal vez todos sepan. Esta joya del RPG fue desarrollada por el mismo equipo responsable de memorables videojuegos como Dragon’s Age Origins, Star Wars Knights: of the Old Republic y Mass Effect. De hecho, Baldur’s Gate fue su segundo trabajo, puesto que en 1996, la compañía fundada por los médicos Ray Muzyka, Greg Zeschuk y Augustine Yip, lanzaba Shattered Steel, un simulador de mechas con un gameplay que recordaba mucho a Mech Warrior. Actualmente, la compañía es una filial de EA, la cual está dividida en 6 ramas, por lo que de BioWare sólo queda el nombre.

9) Fue el juego que popularizó el sistema de Pausas Tácticas
Si bien es cierto que el sistema de juego de pausas tácticas no las inventó BioWare, este se hizo muy popular gracias a su implementación en Baldur’s Gate. La mecánica también estaba presente en juegos de rol como en Knights of Xentar, Darklands o Tales of Phantasia, y en juegos de estrategia en tiempo real como Total Annihilation. Sin embargo, en este caso este sistema se explotaba al máximo, dando a los jugadores varias opciones tácticas, como permitir que la inteligencia artificial tomara el control durante el combate, pudiendo presionar la barra espaciadora en cualquier momento para recuperar el control de sus personajes. Además, este sistema permite configurar el juego para que se pause automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones, como por ejemplo al terminar una ronda o cuando desafortunadamente muere alguno de los personajes de nuestro grupo.

8) El límite de nivel se debió a que BioWare planeaba lanzar una trilogía
Una de las características más extrañas que presentaba Baldur’s Gate era que el nivel máximo de personaje estaba limitado a siete u ocho, dependiendo de la clase. Esto se debió a un criterio de diseño, puesto que el plan original de BioWare para el título era sumamente ambicioso, al punto que desde que se lanzó el primer juego, el plan era realizar una trilogía y que los jugadores pudieran usar el mismo personaje en todos los juegos. De hecho, fue la propia desarrolladora la que reconoció que no podían permitir que el jugador tuviera todos los niveles desde el principio, puesto que de ser así no hubiera tenido sentido su idea.

7) Imoen fue agregada en una etapa avanzada del desarrollo del juego
Imoen, una simpática pícara que nos acompaña en prácticamente toda la aventura, no existió durante la mayor parte del desarrollo de Baldur’s Gate. Su inclusión en el título se dio bastante tarde, cuando los desarrolladores se dieron cuenta de que si los jugadores rechazaban la ayuda de Montaron y Xzar, no tendrían ningún compañero durante los compases iniciales de la aventura. Esta decisión de último momento hizo que no hubiera tiempo suficiente como para grabar las líneas de voz del personaje, por lo que se utilizaron voces de una demo.

6) Es posible descubrir información oculta haciendo uso de encantamientos
Muchos personajes, tanto plebeyos como enemigos, tienen diálogos ocultos, los cuales sólo se revelarán mientras estén bajo los efectos del hechizo de encantamiento. Estos diálogos ocultos suelen ser frases simples y divertidas, sin embargo a veces revelan pistas más interesantes acerca de su persona. Claro está que si no te apetece ir probando uno por uno qué personaje tiene algo interesante que contar y cuál no, puedes acceder a esta información oculta leyendo la Wiki de Baldur’s Gate, pero créanme que es mucho más gratificante escucharlo a través de las propias voces del juego. Lamentablemente esta característica se eliminó en la secuela.

5) Ser carismático puede ser muy beneficioso
Si bien no es para volverse locos, el carisma tiene un propósito, además de aumentar el poder de la habilidad de expulsar muertos vivos. La puntuación de este atributo tiene un impacto en muchas cosas: recompensas de misiones, determina si los NPC se unirán a tu grupo e incluso puede llegar a permitirte salir de ciertas situaciones muy complicadas. Si bien esto último es algo que se da en contadas ocasiones, se siente realmente muy satisfactorio. El carisma también tiene un impacto notable en nuestro grupo, evitando determinadas confrontaciones que pueden devenir en combates a muerte.

4) Es posible conseguir algunos ítems muy poderosos de forma gratuita
Uno de los aspectos más importantes de Baldur’s Gate es la exploración de los entornos. Cada área esconde una nueva aventura o una historia interesante que descubrir, además de decenas de misteriosos personajes que conocer. Sin embargo, si nos damos a la tarea de revisar minuciosa y detenidamente la zona en que nos encontramos, posiblemente seamos recompensados con ítems u objetos muy poderosos. Uno de ellos es la armadura de caparazón de Ankheg, escondida a las afueras de Nashkel, que proporciona una defensa equiparable a la de una armadura pesada, pero pesando lo mismo que una armadura de cuero.

3) Iba a ser porteado a PlayStation
No es un secreto que la PlayStation era una consola que por 1998 gozaba de una gran popularidad gracias a la calidad de sus juegos y a su despliegue tecnológico. Si bien no hay demasiadas fuentes que confirmen este hecho, parece ser que Baldur’s Gate no estaba pensado como un título exclusivo de PC, sino que estaba dentro de los planes de BioWare llevar esta joya del género a la plataforma de Sony. Finalmente esto nunca se llevó a cabo y quedará en la historia de los videojuegos como otro de esos casos de “¿Qué hubiera pasado si…?”.

2) Baldur’s Gate tuvo un spin-off en formato cómic
Después de su lanzamiento, el videojuego tuvo su adaptación en forma de novelas, las cuales tuvieron una recepción bastante tibia entre los fans del título. Sin embargo, esto no marcó el punto final de la saga en el ámbito literario, puesto que en 2014 se publicó un cómic titulado Leyendas de Baldur’s Gate. Esta serie de novelas gráficas la cual consta de cinco tomos, llegaron no mucho después del lanzamiento de las ediciones mejoradas de Baldur’s Gate 1 y 2, siendo una de sus últimas publicaciones en los comienzos del 2015. Esta publicación giraba en torno a Minsc y su hámster Bubú, dos de los personajes más queridos y memorables del videojuego.

1) Es uno de los videojuegos mejor escritos de todos los tiempos
Este puesto en concreto podría no considerarse una curiosidad o tan siquiera un dato interesante, puesto que es más bien una apreciación personal. Sin embargo, no por ello hay que negar el hecho de que Lukas Kristjanson ha hecho un trabajo épico dando vida al mundo de Baldur’s Gate con su pluma, al punto de que el juego está mejor escrito que varias novelas que gozan de cierta popularidad hoy en día.

Según dicen los sabios, la buena escritura es buena para siempre, y eso se aplica a la perfección en este título. En el maravilloso RPG de BioWare, cada ciudad y área está llena de detalles y pequeñas conversaciones. Además, cada personaje tiene un trasfondo único, cada objeto e ítem tiene su propia historia –no, esto no lo inventó Miyazaki–, la cual nos hace conocer un poco más acerca de sus orígenes y cómo llegó hasta nuestras manos.

La historia principal comienza de una forma simple, con nuestro personaje que intenta sobrevivir en un mundo duro e inmisericorde que enfrenta una severa escasez de hierro, para luego volverse mucho más compleja a medida que vamos descubriendo los entresijos que se desarrollan a lo largo y ancho de la Costa de la Espada.

Sinceramente encuentro muy difícil hablar acerca de la escritura del juego sin correr el riesgo de caer en spoilers, pero si te considerás un fanático de las novelas de fantasía, sin duda te fascinará todo lo que Baldur´s Gate tiene para ofrecer en este aspecto. Por otra parte, si ya has jugado a esta maravilla, sabrás muy bien de lo que te hablo.

Escrito por

Franco Borgogna

Periodista apasionado por los videojuegos que sueña en mundos pixel-art sin caídas de frames. Streamer a tiempo parcial, fundador de la comunidad “La Orden del Pixel”, amante de la series, las películas y los comics.

Seguime en Twitter

¿Te gusta el contenido que generamos?

Invitanos un café y ayudá a que GitGud sea cada día un poco más grande.

Invitanos un café