GitGud
Especiales

10 RPGs occidentales que debes jugar antes de Baldur’s Gate 3

Franco te trae una lista con varios imprescindibles que tienen que pasar por tus manos antes que Baldur’s Gate 3.
por Franco Borgogna | @El_Viejo_Frank

Baldur’s Gate es uno de los mejores RPGs occidentales (o clásicos) de todos los tiempos. Desde su llegada a PC en 1998, el videojuego desarrollado por BioWare marcó un antes y un después dentro del género. Tal fue el éxito cosechado por el título que sus responsables comenzaron a trabajar en una secuela, Baldur’s Gate 2: Shadows of Amn, la cual llegó tan solo dos años después del lanzamiento del juego original. Ahora, 20 años más tarde, con el equipo creativo original desperdigado por varias compañías y con una BioWare de la que, lamentablemente, solo queda el nombre, Baldur’s Gate volverá a la vida con una tercera parte que está siendo desarrollada por Larian Studios.

Luego de que se diera a conocer este gran anuncio, el interés por Baldur’s Gate se incrementó notablemente, como así también el de muchos usuarios por conocer y/o descubrir más títulos pertenecientes al género de los RPGs de corte occidental. Si por casualidad sos parte de ese grupo de jugadores que se pregunta “¿debería jugar a los dos primeros antes de jugar al tres?”, la respuesta es un rotundo sí. No obstante, me tomaré el atrevimiento de recomendarte varios juegos más, los cuales considero que también deberías jugar.

10. Pathfinder: Kingmaker (PC)

Desarrollado por Owlcat Games, Pathfinder: Kingmaker llegó a PC en septiembre de 2018, luego de financiarse gracias a una exitosa campaña Kickstarter. Como no podía ser de otro modo, el título está claramente inspirado en los primeros Baldur’s Gate, mientras que el sistema de juego lo hace en su homónimo de papel y lápiz. Pathfinder nos invita a explorar y descubrir las Tierras Robadas, una región disputada durante siglos, donde cientos de reinos se han alzado, prosperado y caído, debido a los despiadados bandidos, la salvaje naturaleza, como así también por las constantes guerras con los reinos vecinos. Una de las características más interesantes del videojuego está en la gestión, debido a que, además de enfrentarnos a kobolds, orcos y dragones, también tendremos que velar por la prosperidad de nuestro reino. En Pathfinder: Kingmaker, no solo seremos un aventurero, sino también un monarca, el cual deberá tomar decisiones que afectarán el desarrollo del juego y la trama política en la que poco a poco nos veremos envueltos. Otro aspecto muy interesante de la producción es que presenta un sistema de alineación dinámico, el cual hace que la forma en que nuestro personaje se relaciona con el resto del mundo cambie en base a las elecciones realizadas durante las conversaciones. Pathfinder: Kingmaker es un excelente título para iniciarse en el género, puesto que es sólido en prácticamente todos sus aspectos, desde lo narrativo hasta lo visual.

9. Neverwinter Nights (PC/PlayStation 4/Xbox One/Nintendo Switch)

Considerado por muchos como uno de los juegos de rol más completos, Neverwinter Nights fue uno de los grandes y más ambiciosos desarrollos de la –técnicamente- extinta BioWare. El título nos lleva a Neverwinter (también conocida como Noyvern), una de las ciudades más importantes de la Costa de la Espada, donde una terrible epidemia causa estragos en la población. Será entonces que, asumiendo el papel de un aspirante a héroe perteneciente a la Academia de Heroes de Noyvern, debamos ayudar a Lady Aribeth de Tylmarande a encontrar una cura. Uno de los aspectos que más llamó la atención en su día, es que este fue uno de los primeros juegos del género en contar con un apartado gráfico en 3D, además de ser la primera producción en utilizar casi la totalidad de las reglas de la tercera edición de Dungeons & Dragons. Una particularidad de Neverwinter Nights es que su modo de juego cooperativo resulta bastante similar a jugar una partida de rol de papel y lápiz. Además, incluye un potente editor que permite crear mapas y módulos de juego completo, permitiendo a un jugador obrar como dungeon master, otorgándole el control de prácticamente todos los aspectos del juego. Neverwinter Nights tuvo una secuela desarrollada por Obsidian que fue lanzada en 2006 para PC, la cual presentaba numerosas mejoras respecto a la primera parte. En 2018 la desarrolladora Beamdog lanzó Neverwinter Nights: Enhanced Edition, una versión actualizada que llegó no solo a PC, sino también a PlayStation 4, Xbox y Nintendo Switch, por lo que ya no hay excusas para no disfrutar de este excelente videojuego.

8. Tyranny (PC)

Luego del éxito cosechado con Pillars of Eternity, Obsidian pudo darse el gusto de desarrollar Tyranny, un RPG bastante particular. Nos pone en el papel de un forjadestinos, uno de los más importantes súbditos de Kyros, un temible déspota que ha conquistado prácticamente todo el mundo de Terratus. Lo interesante del título es que nuestro personaje no es el típico aldeano que por diversas circunstancias se convierte en el héroe del cuento, sino que asumiremos el rol de un oficial dotado de autoridad, el cual ostenta uno de los mayores rangos en la estructura de poder establecida por Kyros. Como forjadestinos, deberemos impartir la ley de Kyros, oficiando como juez y verdugo, debiendo tomar numerosas decisiones que impactarán en el mundo; ya sea en la forma en que nos vean sus habitantes, como así también las distintas facciones que conforman el ejército de nuestro señor y la forma en que este último se dirija a nosotros. Como es de esperar, no siempre se podrá mantener contento a todo el mundo, y también habrá momentos en que tal vez nos veamos obligados a luchar. Para ello contaremos con la ayuda de distintos aliados que se nos unirán durante la aventura, con los cuales podremos realizar ataques en conjunto, y un sistema que nos permite crear y personalizar nuestros propios hechizos. Tyranny es un muy buen RPG, el cual brinda un enfoque diferente, puesto que gran parte del juego implica hacer sufrir a los NPCs, permitiéndonos explorar una faceta diferente dentro del género: jugar como el malo de la película.

7. Pillars of Eternity (PC/PlayStation 4/Xbox One/Nintendo Switch)

En el puesto anterior dejé establecido el hecho de que Pillars of Eternity había sido todo un éxito y, a decir verdad, no estaba exagerando. El título también fue desarrollado por Obsidian, luego de una campaña Kickstarter que recaudó más de 4 millones de dólares, e inicialmente llegó a PC para posteriormente ser lanzado en consolas. Pillars of Eternity fue lanzado al mercado en 2015 y es considerado por muchos como el sucesor espiritual de Baldur’s Gate. El juego tiene lugar en Dyrwood, una de las naciones que forman parte del mundo de Eora, donde un extraño fenómeno hace que todos los bebés nazcan sin almas, convirtiéndolos en huecos. Como jugadores, asumimos el papel de un aventurero el cual, por distintas circunstancias, descubrirá que es un Observador. Dicho rasgo le otorga la facultad de hablar con las almas de los fallecidos, lo cual será vital para resolver el misterio que se esconde detrás de este terrible mal. Pillars of Eternity tiene todo lo que un RPG debe tener: aventuras, exploración, combates y una historia memorable cuyo desarrollo se verá afectado por nuestras decisiones. Un detalle muy interesante es que el juego no otorga puntos de experiencia por derrotar enemigos en combate, sino por completar misiones; mecánica que hace que sea sumamente gratificante el optar por el diálogo en lugar de la violencia. Pillars of Eternity cuenta con un DLC llamado The White March, el cual incorpora nuevas características al juego base, además de una segunda parte titulada Pillars of Eternity 2: Deadfire, la cual nos invita a descubrir el archipiélago de Deadfire a bordo de nuestro propio barco, pudiendo importar el personaje de la primer aventura junto con todas las decisiones que éste haya tomado. En lo personal, considero que la llegada de Pillars of Eternity marcó el comienzo de una nueva época de oro para los RPGs clásicos, y es un extremadamente digno sucesor del juego en que se inspira.

6. Arcanum: Of Steamworks and Magick Obscura (PC)

Publicado en 2001 por Sierra On-Line y desarrollado por Torika Games, Arcanum: Of Steamworks and Magik Obscura es un videojuego de rol que nos transporta a un mundo de fantasía que experimenta una suerte de revolución industrial. En este universo donde la magia y la tecnología coexisten en lo que podríamos definir como un delicado equilibrio, nos pondremos en las botas del único sobreviviente al ataque que sufriera el zeppelín IFS en su vuelo inaugural, quien deberá buscar al dueño de un anillo que nos entregara un misterioso gnomo antes de morir. Arcanum es un juego no lineal, cuya trama se desarrolla de acuerdo a las decisiones tomadas, pudiendo completar el juego sin entablar ningún combate o, por el contrario, de un modo totalmente violento, puesto que–si así lo deseamos–podremos poner fin a la vida de cualquier personaje con el que nos crucemos. Uno de los aspectos más interesantes de la producción está en su mundo, el cual está habitado por varias razas (humanos, orcos, elfos, enanos, gnomos), y en la dicotomía que implica elegir entre la magia y la tecnología. Esta dinámica resulta ser muy importante dentro de la trama del juego, ya que afectará el modo en que nos relacionemos con los distintos personajes y facciones. Además, será vital para el desarrollo de nuestro personaje, puesto que magia y tecnología son totalmente incompatibles, por lo que más pronto que tarde nos veremos obligados a elegir entre una u otra. Arcanum ofrece amplias opciones de personalización, permitiéndonos escoger entre 16 escuelas de magia u 8 disciplinas tecnológicas, pudiendo, por ejemplo, convertir a nuestro personaje en un nigromante que invoca demonios del averno o en un ingeniero que usa arañas mecánicas para destruir a sus enemigos. Arcanum: Of Steamworks and Magick Obscura es un gran exponente del género y ofrece una experiencia muy inmersiva a la par que cautivadora.

5. The Age of Decadence (PC)

Ambientado en un mundo post-apocalíptico, el cual toma como referencia el Imperio Romano, Iron Tower Studios dio vida a The Age of Decadence, un RPG lanzado en 2015 para PC. En el mismo se l pone especial énfasis en su apartado narrativo, en especial en todo lo referido a las decisiones y las consecuencias que estas pueden llegar a tener durante la partida. La historia de The Age of Decadence gira en torno a una antigua guerra que devastó gran parte del mundo conocido, dejando en ruinas a las ciudades de lo que otrora fuera un glorioso imperio, provocando a su vez que surjan distintas facciones que luchan incansablemente por tomar control de los restos que aún permanecen en pie. Como jugadores, tendremos un rol bastante activo en cómo se desarrolla la trama del título debido a que el mundo, sus habitantes y cada una de las facciones reaccionarán de forma dinámica a las acciones que llevemos a cabo. Al igual que en Arcanum, The Age of Decadence también puede ser completado en su totalidad sin tener que afrontar ningún combate. La gran diferencia es que aquí la trama presenta un tejemaneje político, donde lo bueno y lo malo son términos puramente relativos, en un mundo de intrigas donde nuestras palabras y acciones tienen el potencial de forjar alianzas o sembrar discordias. El título nos permite crear nuestro personaje pudiendo escoger entre varias clases, optando entre algunas que se apartan de lo convencional, como por ejemplo mercader, maestro arcano, viajero o embaucador, entre otras. The Age of Decadence destaca por ser un juego bastante difícil, puesto que cada combate puede ser el último, logrando de este modo que siempre busquemos o probemos distintas alternativas antes de vernos en la obligación de desenfundar nuestra espada.

4. Divinity Original Sin 1 & 2 (PC/PlayStation 4/Xbox One/Nintendo Switch)

Los orígenes de la saga Divinity se remontan a 2002, cuando Larian Studios lanzó al mercado Divine Divinity. Sin embargo, aquí no estamos para hablar de historia, sino para recomendar juegos. Si bien te sugiero que también le des una chance al título anteriormente citado, uno de los títulos obligados que tenés que jugar antes de la salida de Baldur’s Gate 3 es Divinity: Original Sin. Este ambicioso RPG fue lanzado en 2014, recibiendo numerosas críticas positivas por parte de la prensa y el público en general, debido a que Larian realizó un gran trabajo modernizando, en cierto modo, el género de los RPG’s occidentales. La historia nos lleva al pintoresco mundo Rivellon, al mando de dos Cazadores de la Fuente, quienes deberán investigar un asesinato que, se sospecha, ha sido perpetrado por un usuario de un peligroso tipo de magia conocido como Fuente. Uno de los aspectos en los que destaca la producción es en su narrativa, como así también en la posibilidad que ofrece de interactuar con prácticamente todo lo que vemos, ya sean NPCs u objetos. El juego también presenta numerosas misiones secundarias, las cuales podremos resolver de diversos modos, ya sea apelando al diálogo, al robo o, si no queda más remedio, al filo de nuestra espada. Original Sin presenta un sistema de combate por turnos y una mecánica de hechizos muy interesante que permite combinar diferentes tipos de magias para crear todo tipo de efectos. Larian Studios también puso mucho énfasis en el diseño de Rivellon, poblando sus tierras con numerosas dungeons repletas de secretos, puzzles y personajes realmente entrañables. Divinity: Original Sin recibió una edición definitiva que mejora el juego original en varios aspectos y también una secuela, Divinity: Original Sin 2, la cual también les recomiendo muchísimo.Esta secuela es considerada al día de hoy como uno de los mejores RPG de todos los tiempos, además de ser un gran éxito comercial, puesto que vendió más de 1 millón de copias en el lapso de dos meses. Como dije al principio, es indispensable jugar a este videojuego antes de que Baldur’s Gate 3 se ponga a la venta.

3. Dragon Age: Origins (PC/PlayStation 3/Xbox 360)

Cierto es que, al día de hoy, de BioWare solo queda el nombre. Sin embargo, la desarrolladora que a finales de los ’90 diera inicio a la saga Baldur’s Gate, también fue la misma responsable de otras dos sagas memorables: Mass Effect y Dragon Age. Respecto a Mass Effect, las dos primeras entregas fueron espectaculares, mientras que las últimas dejaron mucho que desear. Pero bueno, este puesto no está dedicado a título protagonizado por el Comandante Shepard, sino a Dragon Age: Origins. Un maravilloso RPG que, al igual que Pillars of Eternity, es considerado como el sucesor espiritual de Baldur’s Gate. En Dragon Age: Origins encarnamos a un recluta de los Guardias Grises, una antigua organización que tiene como objetivo derrotar a la corrupción propagada por el Archidemonio y su séquito de criaturas, conocidas como Darkspawn. El título presenta una historia muy bien escrita, con abundantes posibilidades de diálogo que afectarán el desarrollo de la trama, la cual está claramente inspirada en las obras literarias de J.R.R. Tolkien y George R.R. Martin. Un aspecto muy interesante del título está en la complejidad moral de cada una de las decisiones que deberemos tomar, ya que nunca estamos completamente seguros de si nuestras elecciones son buenas o malas, debido a que no tenemos ningún tipo de indicador que nos sirva de guía, al margen de las consecuencias de nuestros actos. Algo que me gustó mucho de este juego es que, conforme avanza la aventura, se nos unirán varios personajes a los cuales, además de poder pedir ayuda en la batalla, podremos conocer en profundidad, al punto de llegar a entablar relaciones amorosas con cada uno de ellos. Dragon Age tuvo dos secuelas que llegaron en 2011 y 2014 respectivamente, aunque en lo personal considero que su calidad –en especial la segunda parte- no alcanza el nivel de excelencia que ostenta Origins.

2. Planescape Torment (PC/PlayStation 4/Xbox One/Nintendo Switch)

Desarrollado por la extinta Black Isle Studios y publicado en 1999 por Interplay Entertainment, Planescape Torment es uno de los mejores RPGs que tuve el placer de jugar. Se trata de un título que nos pone en el papel de The Nameless One, un hombre cuyo cuerpo está cubierto de cicatrices y tatuajes. Éste no puede morir –al menos no de forma permanente- y ha vivido innumerables vidas, ninguna de las cuales puede recordar. La trama del juego nos llevará a Sigil, una ciudad ubicada en el centro de una especie de multiverso que conecta con diferentes planos existenciales. Deberemos ayudar a nuestro protagonista a recuperar sus recuerdos y descubrir el origen de su inmortalidad, por lo cual es un juego que se centra en la historia, muy por encima de los combates. De todas formas, ésto no quiere decir que eventualmente no nos veamos obligados a luchar. Un detalle que me gustó mucho de este título es que The Nameless One no tiene una clase de personaje definida, sino que será a partir de relacionarnos con los distintos compañeros que se nos unan durante la aventura que aprenderemos diferentes habilidades y hechizos. Además, cada uno de los personajes mantiene o mantuvo algún tipo de relación con el protagonista durante sus vidas pasadas, por lo que hablar con ellos con cierta frecuencia hará que la trama avance. Planescape Torment no fue un éxito comercial, pero gracias a su fantástico mundo y a su exquisita narrativa logró convertirse en un clásico de culto. Un detalle que no puedo dejar de mencionar es que la historia fue escrita por Chris Avellone, un veterano de la industria que también ofició de escritor en Pathfinder: Kingmaker, Neverwinter Nights 2, Pillars of Eternity o Divinity: Original Sin 2. Planescape Torment también recibió una versión Enhanced, la cual fue desarrollada por Beamdog y publicada en PC, PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Excusas para no estar jugando ya a esta obra maestra del género, no hay ninguna.

1. Fallout 1 & 2 (PC)

Black Isle no solo trajo al mundo a Planescape Torment, sino que también fue la misma desarrolladora responsable de dar vida a Fallout en 1997 y a Fallout 2 al año siguiente. El título, producido por Tim Cain y Brian Fargo, gozó de una excelente recepción por parte de la prensa especializada y el público en general, no solo por su ambientación post-apocalíptica/retro-futurista, sino también por su detallado sistema de creación de personajes y por el énfasis puesto en la narrativa y la toma de decisiones. Fallout nos pone en los zapatos de un habitante de La Bóveda, una colosal estructura construida bajo tierra que forma parte de una red de refugios nucleares, y nos vemos obligados a aventurarnos en el inhóspito yermo para encontrar un chip purificador de agua. Fallout basa su jugabilidad en la exploración y en los combates, aunque también pone mucho énfasis en los diálogos y en la forma en que podremos resolver las misiones. El juego nos permite completar las quests de diferentes maneras, dando lugar a soluciones que pueden llegar a ser poco convencionales o totalmente contrarias a lo que se supone que deberíamos hacer originalmente, y aún así, ser recompensados. De más está decir que las acciones realizadas impactarán en el desarrollo de la historia, abriendo o cerrando muchas posibilidades, y en el modo en que esta se desenlace. Por su parte, Fallout 2 transcurre varios años después del primero, con la diferencia de que nos pone en los zapatos de un descendiente directo del protagonista del original Este descendiente deberá encontrar un objeto llamado Garden of Eden Creation Kit, el cual ayudará a salvar a su tribu de perecer a causa del hambre. Esta segunda parte se mantuvo fiel a su antecesor en todos sus aspectos, aunque a mi criterio se encuentra un peldaño por debajo de Fallout.

Escrito por

Franco Borgogna

Periodista apasionado por los videojuegos que sueña en mundos pixel-art sin caídas de frames. Streamer a tiempo parcial, fundador de la comunidad “La Orden del Pixel”, amante de la series, las películas y los comics.

Seguime en Twitter

¿Te gusta el contenido que generamos?

Invitanos un café y ayudá a que GitGud sea cada día un poco más grande.

Invitanos un café