Developer: 11bit studios - Publisher: 11bit studios

¿Vale la pena la versión de consolas de Frostpunk?

Una adaptación excelente de un juego que también lo es
por Germán Raffo | @germanraffo

Frostpunk fue uno de los títulos más destacados del 2018. Pero eso no es una novedad y todos los que hayan jugado el título de 11bit studios lo saben muy bien. Pero por si hay algún despistado que lo haya dejado pasar por alto por distracción o porque hasta ahora sólo estaba disponible para PC este es un gran momento para hablar sobre él. Es que el estudio polaco finalmente lanzó su versión para consolas, más precisamente para PlayStation 4 y Xbox One.

Su lanzamiento allá por abril de 2018 no pasó para nada desapercibido. La crítica y el público lo abrazaron y le dedicaron bellas palabras y es por eso que si tuviéramos que hacer un listado de los títulos más destacados de ese año, Frostpunk estaría entre los primeros puestos. Pero dar por hecho que todos conocen el juego podría ser un error y creo que es menester introducirlo nuevamente.

11bit studios nos lleva a un escenario post apocalíptico que fue arrasado por la nieve, cubriendo cualquier vestigio anterior de civilización. Ahí nos encontramos nosotros a la deriva junto a un puñado de personas con el objetivo de hacer crecer la única y última ciudad que queda en el planeta. Para ello tendremos que atravesar muchas situaciones que no harán más que ponernos al límite moral y emocionalmente. ¿Qué tenemos que hacer con las personas que caen muertas de frío? ¿Los chicos tendrán que trabajar para poder sobrevivir? Estos son algunos de los dilemas a los que tendremos que hacer frente si no queremos fracasar en el intento de subsistir.

A pesar de que Frostpunk crea sus propias reglas y se diferencia bastante de cualquier otro tipo de juego de gestión de ciudades, a nivel jugabilidad se para desde ese lugar para establecer todos sus devenires posibles. Y este no es un detalle menor cuando hablamos de una adaptación a consolas de un título de este estilo, porque la libertad y dinámica que nos dan el mouse y el teclado para gestionar no es la misma que la de un joystick, por obvias razones. Pero la adaptación es brillante. Manejar las riendas de esta civilización se siente muy natural gracias a un sistema de atajos muy bien diseñado que hace que moverse por el entorno -que tampoco es tan extenso- sea muy intuitivo. Una vez que logramos entender los controles y sus acciones nos vamos a encontrar desempeñando nuestra tarea de mandamás con una soltura digna de los periféricos de PC.

La adaptación técnica también está a la altura de las circunstancias, y aunque Frostpunk no es un juego que se haya destacado por su apartado gráfico, la versión de consolas se ve muy bien y funciona de la misma manera. En mi caso pude probar la versión de PlayStation 4 y no hay grandes diferencias con la original, que tampoco es que sea muy exigente o ambiciosa.

El principal problema que tiene Frostpunk es su escasa rejugabilidad. Aunque el título usa la prueba y el error como base para enseñarnos a entender cómo funciona todo, una vez que logramos hacer funcionar la ciudad con éxito no es tan atractivo empezar una nueva partida; principalmente porque es el juego el que tampoco propone grandes alternativas. Eso pasa en esta versión también, por lo que si ya jugaste Frostpunk en PC lo más probable es que no vayas a dedicarle muchas horas en consolas. Por lo que considero este relanzamiento como exclusivo para aquellos que todavía no pudieron disfrutar la experiencia.

Escrito por

Periodista y Director de Arte. Fundador de GitGud. Fanático de la obra y la mística de Hideo Kojima. Amante de cualquier juego que pueda jugarse con sigilo.

Seguime en Twitter