Análisis | Samurai Shodown

La magia de la saga sigue intacta
por Matías García Olmos | @matgarolm
Samurai Shodown - Developer: SNK - Autor:

Samurai Shodown lleva más de 25 años en la industria de los videojuegos. Es uno de los fighting games más viejos de SNK, junto a Fatal Fury, King of Fighters, Art of Fighting, entre otros. No recuerdo con exactitud la primer vez que jugué a Samurai Shodown, ni cuál de todas sus versiones. Pero sí recuerdo que me gustaba mucho. Cada vez que iba al Playland, a Sacoa o a algún arcade de la costa, metía crédito para cagarme a golpes contra la IA. Ni a palos me hacía el loco contra alguien, no me daban las manos.

Lamentablemente el juego llegó tarde a PC, ya que el título salió en 2019 para consolas. Por lo que probablemente los fanáticos de la saga ya le han puesto las manos encima. Pero para que no se pierda entre el mar de lanzamientos, ese mismo día Epic dio gratuitamente Samurai Shodown Neo Geo Collection. Una bella forma de hacer más popular la franquicia, en especial en el día de su lanzamiento. Pero cortemos con la cháchara y metámonos de lleno en el juego.

Samurai Shodown siempre fue el distinto en su género. No era el clásico fighting game de meter combos infinitos a lo Marvel vs Capcom. Tampoco estaba cerca de sus compañeros de branding de SNK. Era un juego en el que premiaba la paciencia, el saber acertar el golpe en el momento preciso. Sí, ya sé que en todos los fighting games pasa esto, pero acá tranquilamente podías perder el round en tan solo un par de golpes.

Esa magia que lo hacía “el distinto” sigue intacta, tanto que hasta me di cuenta que ya no tengo paciencia para estas cosas. No saben lo que me costó volver a acostumbrarme a esto. Pero una vez que le agarré la mano, fue como volver a andar en bicicleta después de mucho tiempo. Eso sí, el jefe final fue un parto, habré estado unos 20 minutos fallando, cada derrota me tilteaba más. 

Decidí calmarme, empezar a analizar los movimientos del rival y tener paciencia para hacer mis movimientos. Me sentí Daniel San, cuando el maestro Miyagi le enseña Karate y le explica a ser paciente. O cuando estás jugando algún juego de la saga Souls y tratás de leer los patrones del enemigo. Fue ahí cuando encontré los huecos exactos para saber cuándo golpear y cuándo no. Como bien dije, es un juego en el que un movimiento en falso y nuestra barra de HP desaparece como si nada.

Samurai Shodown cuenta con un roster de 24 peleadores, entre ellos los ya clásicos de la saga como Haohmaru, Hattori Hanzo, Galford, Charlotte, Wan Fu, entre otros. Todos con sus distintivas armas. En esta ocasión, el juego, al igual que la versión Edge Destiny, opta por un arte 3D en sus personajes, escenarios y cinemáticas. El único momento donde veremos 2D será en los menús del juego, en la selección de personajes y en la galería de arte. Opción que nunca falta en estos títulos.

En lo que respecta a modos de juego, nos vamos a encontrar con el clásico Modo Historia. Son un total de nueve combates y, si no la manquean tanto como hice yo, cada run les llevará una hora aproximadamente.

Tenemos un Battle Mode, es el modo offline para pelear con la CPU o jugar con algún amigo. Dentro de este modo tendremos la opción de Time Trial (derrotar la mayor cantidad de enemigos en determinado tiempo), Survival (pelear infinitamente contra la máquina) y Gauntlet (peleas contra todos los personajes del juego). Después contamos con el Dojo Mode, un modo online asincrónico en donde peleamos contra los fantasmas de otras personas. Y por último el modo online, modo que no pude probar demasiado ya que no me encontraba partidas.

Si bien tuve una experiencia agradable, a pesar de ya estar viejo para este género, considero que la interfaz se la podría mejorar un poco. Por ejemplo, no comprendo la decisión de dividir el roster en 2 páginas cuando tranquilamente podrían estar todos los personajes en una, como tampoco esa decisión de elegir el color del traje de nuestro personaje, sin ver cómo va a quedar. Sí quedé encantado con el voiceover en japonés de todo el juego, con el arte de los escenarios y con las cinemáticas.

En conclusión, si sos amante de los fighting games, de la saga y no tenes una consola o tenés amigos que sólo juegan en PC, diría que aproveches y le des una chance a Samurai Shodown. En especial porque con la localización de precios solo está 13 dólares.


  • Compartir
Escrito por

Matías García Olmos

Futuro Lic. en Comunicación Audiovisual. Me gusta producir y crear contenido referido al mundo del entretenimiento. Me dedico a la Experiencia de Usuario y soy fan de los MMOs.

Seguime en Twitter

¿Te gusta el contenido que generamos?

Invitanos un café y ayudá a que GitGud sea cada día un poco más grande.

Invitanos un café