Análisis | Tell Me Why

Dontnod, el estudio detrás de Life is Strange, está de regreso con una aventura narrativa que cala profundo en las emociones sin descuidar la tensión y la historia
por Sebastián Cigarreta | @grungecloud
Tell Me Why - Developer: Dontnod Entertainment - Autor:

El género de aventuras narrativas vino a llenar el espacio que dejaron las aventuras gráficas clásicas, las de point & click, al menos entre los juegos populares. Si bien le debemos mucho a Telltale’s y su adaptación de The Walking Dead, fue Dontnod con su saga Life is Strange la que logró desviarse de los nuevos estándares de este subgénero y contar historias más orientadas hacia los vínculos emocionales. Luego de la intervención de Xbox Studios, de ahí la exclusividad para Windows 10 y Xbox One, el estudio decidió embarcarse en un título que relegue el apartado sobrenatural y priorice las relaciones personales, demostrando que una historia basada en problemas de la vida real puede ser igual de apasionante que una repleta de poderes y efectos especiales. 

Tell Me Why es un título inmersivo y apasionante, el cual depende de sus misterios y vueltas de tuerca para estrujarnos el corazón, hacernos reír y finalmente empatizar con los protagonistas. Como la idea final de este análisis es recomendarles el juego, cuyo primer episodio ya está disponible en Game Pass, voy a evitar completamente los spoilers. Mis conclusiones se refieren al producto completo, que comprende tres episodios y pude jugar gracias al acceso anticipado de prensa, y al final al cual mis decisiones me llevaron. Finalmente quería aclararles que no soy partidario de cargar la partida y probar los diferentes resultados de las acciones, prefiero apostar por la experiencia orgánica que surge de mis decisiones y afrontar las consecuencias. Por eso no voy a ahondar en detalles como si las opciones causan un efecto importante en el desenlace. Desde mi punto de vista, el final fue consecuente a mis acciones y me dejó satisfecho.

La historia nos pone en la piel de les hermanes Ronan, Tyler y Allison, quienes luego de una tragedia familiar son separados por diez años y están a punto de reecontrarse. Tell Me Why se encarga de transmitirnos su nerviosismo a través de la cotidianidad: Allison busca las llaves del auto para ir a buscar a Tyler, duda de cómo será el reencuentro y se debate entre el recuerdo de su hermano de once años y el adulto con el que se verá en cuestión de horas. Tyler transicionó durante la última década y está en proceso de hormonización, tiene tantas ganas de ver a su hermana como aprehensión por cómo será recibido en el pequeño pueblo de Alaska donde crecieron. El ingrediente final, el misterio que atraviesa todo el juego, trata sobre la noche del incidente que terminó con la vida de su madre y cómo elles lo recuerdan.

Dontnod no pudo con su genio e incorporó un componente sobrenatural, que también podría interpretarse como la exageración de un mito popular. Allison y Tyler son gemelos y comparten un vínculo especial, que se manifiesta como una suerte de telepatía por la cual pueden hablarse utilizando su mente. Si bien al comienzo puede sonar demasiado fantasioso, lo cierto es que suma mucho a la experiencia jugable. Como el juego nos pone arbitrariamente en control de une de elles, según el momento del capítulo, esta “voz” compartida sirve para que le otre pueda acotar o agregar algún comentario sobre lo que estamos leyendo o examinando. También se vuelve especialmente útil durante conversaciones importantes, ya que podremos intercambiar opiniones sobre qué preguntar después, sin que el interlocutor se entere. A lo largo de la historia se utiliza las veces necesarias, pero nunca al punto de abusar la mecánica o de romper la inmersión.

La progresión de Tell Me Why es lineal y se centra en les hermanes intentando hacer memoria sobre aquella fatídica noche. Para eso, recorrerán la vieja casa en la que crecieron, cerrada por los últimos diez años, hablarán con los vecinos que los conocen de toda la vida y tratarán de conocer a su madre a través de los cuentos, anécdotas y sus propios recuerdos. El segundo componente sobrenatural del título son los recuerdos, lo que también podría ser simplemente una forma de graficar lo que sucede en nuestra mente al tratar de recordar, pero la conexión especial de les gemelos vuelve a tomar protagonismo. Cuando pasemos por algún lugar en especial podremos enfocarnos y recordar situaciones completas, viéndoles aún pequeños, reviviendo las conversaciones que habían escuchado y así reconstruir su versión de los hechos. En los momentos definitorios de cada capítulo, Allison y Tyler recordarán versiones diferentes y quedará en nuestras manos decidir la “versión oficial”. Mientras más atención hayamos prestado al desarrollo narrativo—desde textos, diálogos y recuerdos—, más o menos acertada será la decisión. 

A lo largo de la historia iremos conociendo a diferentes personajes, quienes a su vez tienen su contraparte en el Libro de los Goblins. Este libro cuenta, de forma pintoresca como si fueran cuentos de hadas, la vida de su madre antes de llegar a Alaska, la crianza de sus hijos y a la vez sus aventuras. Si lo vemos sólo como un componente jugable, sirve para resolver la mayoría de los puzzles, pero si nos detenemos a leerlo podremos hacernos una idea de lo que sucedió y así entender mejor hacia adónde va la narrativa. Cada capítulo tiene un eje temático que construye hacia el misterio mayor, pero a la vez nos cierra una parte de la historia, en especial en lo relacionado a los vínculos de Tyler y Allison con el resto de los personajes. Cada vez que llegaba al final de un episodio necesitaba comenzar el próximo, aunque a la vez me sentía satisfecho por el avance hasta el momento. En retrospectiva, siento que la decisión de reducir la cantidad de episodios de cinco (como los de la saga Life is Strange) a tres resultó en una experiencia concentrada a la que no le sobra un minuto y que, en lugar de dejarnos con ganas de más, cierra perfectamente como un buen libro o una buena película.

Tell Me Why podría haber intentado pasar a la historia simplemente por ser uno de los primeros títulos mainstream en ser protagonizado por una persona trans, por tratar sobre enfermedades mentales o por incluir personajes de la comunidad de nativos originarios de Alaska. Pero en lugar de caer en la solución más fácil, Dontnod decidió tomar el camino largo, creando una historia en la que todes les personajes forman parte de una narrativa en común y se tratan como iguales. Por supuesto que Tyler lleva su transición a los diálogos, en especial en el primer capítulo cuando regresa al pueblo; Michael y Eddie hablan de lo que la llegada del hombre blanco significó para su cultura y el trauma principal atraviesa cada instante del juego; pero cada intervención se siente orgánica, parte de una narrativa mayor y siempre es tratada desde el respeto. Al final de la aventura sentí que había conocido a un hermoso grupo de personajes con los cuales, a pesar de todo lo sucedido, había llegado a empatizar. Cuando un juego genera conversaciones profundas entre amigues, propicia el debate y a la vez entrega una experiencia inmersiva, no queda más que recomendarlo.

Te digo por qué

Tell Me Why logró sumergirme de lleno en su universo, haciéndome sentir parte de la vida de les hermanes Ronan y manteniéndome en vilo hasta el último momento. La experiencia tiene un fuerte componente literario, con recursos oníricos y un apartado visual exquisito. Así Dontnod marca un nuevo estándar para el género y deja la vara bien alta de cara a sus próximos proyectos, los cuales me muero por jugar.


  • Compartir
Escrito por

Sebastián Cigarreta

Periodista especializado, amante de los géneros clasicos y las sagas de Hidetaka Miyazaki. Vega (Claw) main en SFV, Team Sega en épocas de guerra y acérrimo defensor de los juegos de acción en 2D.

Seguime en Twitter

¿Te gusta el contenido que generamos?

Invitanos un café y ayudá a que GitGud sea cada día un poco más grande.

Invitanos un café