Daymare: 1998 - Developer: Invader Studios, Slipgate Ironworks - Autor:

Análisis | Daymare: 1998

Un gran homenaje que necesita reparos igual de grandes
por Axel Bosso | @Axl_Bosso

Estás deambulando por un edificio desconocido. Personas infectadas aparecen en cada esquina, con ganas de arrancarte la cara a mordiscones. Te las arreglás, entre suspiros y rasguños, para llegar a zonas nuevas, rascando recursos donde sea posible. De pronto, y luego de devolver a algunos muertos a su suerte, empezás a notar muchos cuadros sobre divinidades y figuras griegas. Apolo, Afrodita, Pólux y Cástor, algunos incluso con estatuas. Encontrás una grabadora, se escuchan hechos sobre un experimento biológico y el por qué lleva el nombre de uno de estos personajes. Recogés unos documentos, más información al respecto. Decís “bueno, se viene un puzzle con estos nombres, obviamente”. Entonces llegás al escritorio de quien probablemente sea la cabeza del lugar, y encontrás una computadora. En la misma se encuentra lo que ya sabías: el bendito acertijo te pide que pongas el nombre del personaje al cual hace referencia cierto fragmento. Sin embargo, te quedás sin reaccionar un instante, cuando notas que el teclado está en griego.      

La secuencia relatada no busca espantarte con la idea de puzzles irrisorios y carentes de sentido. Siendo honesto, salvo el citado, me parecieron todos correctos y bien pensados. Algunos medios tramposos quizás, pero siempre con cierto nivel de lógica y coherencia. Incluso con el último he tenido recuerdos de viejas épocas, de agarrar lápiz y papel para poder resolverlo. Mi intención era relatarte cómo fue mi experiencia con este título: un camino con emociones genuinas y gratificantes, muchas veces arruinado con un factor sumamente arbitrario.

Daymare: 1998 es una creación de Invader Studios, la cual se lanzó en PC a fines del año pasado y recientemente en consolas. Al principio, el equipo se estaba haciendo conocido por desarrollar una remake no oficial de nada menos que Resident Evil 2, llamada Reborn. El proyecto utilizaba el Unreal Engine 4 y, sinceramente, tenía buena pinta. Todo iba por buen rumbo hasta que Capcom puso un freno a la obra para darnos una de las mejores remakes de la historia. 

Por suerte, en Invader Studios decidieron no quedarse de manos cruzadas y empezaron a transformar todo ese trabajo en una experiencia “original” que homenajea en gran manera al clásico nombrado. A diferencia de Dawn of Fear, el cual intenta ser un tributo y termina siendo un plagio con poco nuevo para decir—aparte de estar roto por todos lados, vale agregar—Daymare:1998 es un gol. 

El resultado aquí es excelente por muchos momentos: el juego arma una ambientación muy lograda, la cual nos permite sentirnos inmersos en cada escenario que pisamos, ya sean partes de esta ciudad infestada o zonas cerradas que intentarán asfixiarnos. Como en cualquier clásico del género, encontraremos muchas notas—por favor aumenten el tamaño de letra minúsculo— y grabaciones que servirán para adentrarnos más en esta historia. La misma a nivel macro no es la gran cosa y tiene demasiados lugares comunes del género, pero tanto relatos escritos como ciertos aspectos de nuestros diferentes personajes jugables son muy valiosos. Por otro lado, muchas situaciones jugables están coronadas con una música alucinante y un juego de luces excelente. Hay mucha variabilidad y ocasiones donde hay poca iluminación a propósito y nuestra linterna es apenas una aguja en un pajar con dientes. Secuencias precisas que tienen un ensamble onírico que me quedaron retumbando en la cabeza. El diseño tanto de enemigos como de localizaciones acompañan bastante bien. No así los rostros de los personajes humanos, quienes son verdaderamente horrendos. Exceptuando este detalle, todo más que bien en lo puramente audiovisual.

Sin embargo, hay otro hecho con el cual puedo relacionar a Daymare:1998 con Dawn of Fear y el mismo es bastante desafortunado. Lamentablemente, hay bugs grosos que pueden arruinar la experiencia. (Por lo menos en consola y al tiempo de esta publicación no han salido parches nuevos).

Por ejemplo, terminás el primer capítulo y empezás el siguiente utilizando a un nuevo personaje. Con el mismo estás en cero: no solo desconocés su historia y sus motivaciones, tampoco tenés las armas e ítems que conseguiste con el personaje anterior. Entonces, empezás a conseguir nuevamente un arsenal que te permita sobrevivir. Mi sorpresa fue hermosa cuando entre un pasaje de escenario a otro mi muchacho se quedó sin su escopeta. Pensé que era intencional, por lo cual seguí como si nada, buscando una nueva en el escenario presente. Me llamaba la atención que encontraba munición para la misma pero sin rastros de ella. Terminé el capítulo sin encontrarla, por lo que me agarró la curiosidad y decidí chequear en Youtube si no me había perdido alguna zona importante luego de explorar todo exhaustivamente. No, no me había perdido de revisar ningún lugar. Solo que se me había “perdido” el arma con el pasaje de escenario y no tenía forma de conseguirla de nuevo sin empezar una partida nueva. (Solo a partir de cierto punto uno puede salvar manualmente en otros slots, si no el título utiliza un sistema de auto-salvado).

Con el siguiente personaje nuevo estuvo todo bien, sin desagradables sorpresas más allá de criaturas nuevas y letales. Pero cuando me tocó volver al personaje anterior, la situación seguía igual. Y es más: empeoró. Resulta que el juego plantea una mecánica interesante con la pistola: empezás con dos cargadores intercambiables, aparte del que está en uso, y para poder llenarlos, tenés que abrir el inventario en tiempo real y combinar el cargador con las balas. Cuando tengas que recargar el arma, podés mantener apretado el botón de carga y el personaje hará una animación lenta en la cual, efectivamente, recarga el arma sin problemas. No obstante, uno puede también apretar el mismo botón de manera rápida y el arma será cargada en un instante, con la salvedad de que el cargador vacío no volverá al inventario, sino que caerá al suelo. Es una mecánica muy útil para cuando estamos corriendo y necesitamos esos segundos extra, siempre y cuando limpiemos el lugar y volvamos a recoger el cargador desechado.

Se me escaparon unas puteadas cuando recargué rápido y el cargador desapareció. No había lugar donde encontrarlo. El hecho “mejora” cuando te comento que me pasó una segunda vez, cuando en una corrida volví a hacer la acción sin querer y abracadabra, el segundo cargador se desvaneció. Luego de usar las balas restantes en la pistola descubrí que sí o sí necesitás al menos un cargador para seguir cargando munición, por lo cual me quedé totalmente desarmado. Tuve que rescatar un save manual de un buen rato atrás y comenzar de nuevo.

Probablemente no esperes lo siguiente y hasta te suene contradictorio: Daymare: 1998 es un título muy recomendable y si sos amante de los Survival Horror de la vieja escuela, te pido que lo juegues sin dudar. Sí, tiene problemas grosos y que pueden imposibilitar nuestro progreso si no decidimos perder tiempo y volver atrás. Sin embargo, sigue siendo un título que disfruté y que me dejó pidiendo por más. 

Escrito por

Axel Bosso

Joven escritor amante del entretenimiento en general. Lic. en Psicología en proceso y entusiasta de la Filosofía. Kojima es mi pastor, Foucault mi mentor. Me podés leer en otros sitios, como Bloody Disgusting e Into The Spine.

Seguime en Twitter

¿Te gusta el contenido que generamos?

Invitanos un café y ayudá a que GitGud sea cada día un poco más grande.

Invitanos un café